Consideraciones sobre lactancia materna

Sabiendo las múltiples ventajas que nos ofrece la lactancia materna vamos a comentar algunos puntos que debemos tomar en cuenta durante el embarazo y en el post-parto inmediato que facilitarán una alimentación saludable para tu bebe a base de leche materna exclusivamente.

Durante el embarazo:

  • Puedes acudir a las clases de preparación para la maternidad impartidas por profesionales sanitarios.
  • Busca ayuda, apoyo, consejo e información de profesionales expertos en lactancia (enfermeras, matronas, ginecólogos, pediatras, médicos de familia, etc.).
  • Pregunta todo lo que necesites o te preocupe.
  • Habla con tu pareja, comparte la información, para que puedan decidir juntos.
  • Habla con otros miembros de la familia para organizar una pequeña red de apoyo en el domicilio y así poder dedicarte con tranquilidad a disfrutar de la lactancia.
  • Busca información y acude a los grupos de apoyo de madres lactantes (http://lllrd.org/, http://mamard.org/ son algunos links que podrían resultar de ayuda).

En el post parto inmediato:

Es importante saber que el pecho no necesita cuidados especiales durante el embarazo y la lactancia. La higiene diaria es suficiente. Utilizar ropa interior práctica y con sujeción suficiente, te hará sentir más cómoda.

Casi todas las madres pueden amamantar a sus bebes, existen situaciones especiales, muy puntuales, en las que esta contraindicada la lactancia materna, como son:

  • Infección materna por VIH: en nuestro medio se considera una contraindicación verdadera.
  • Galactosemia: es una enfermedad con la que nacen muy pocos bebés que no les permite digerir la lactosa de la leche, por lo que contraindica la alimentación con leche materna.

Si en alguna ocasión enfermaran la madre o el niño, hay que recordar que la mayoría de enfermedades son compatibles con el amamantamiento y además evolucionarán mejor gracias a la lactancia. Incluso si esperas gemelos o trillizos o tu hijo nace prematuramente es posible y conveniente amamantar. Es en estos momentos cuando se hace más necesaria la ayuda y apoyo de expertos. Si por problemas médicos precisas estar separada de tu bebé tras el parto también será posible la lactancia materna. En esos casos resulta fundamental la estimulación-extracción de leche de forma manual o con sacaleches, lo antes posible (idealmente en las primeras 6 horas tras el parto).

Si necesitas tomar medicación durante el embarazo o tras el parto, raras veces es necesario dejar de lactar, la mayoría de medicamentos pueden ser usados durante la lactancia ya que no todos los fármacos pasan a la leche, consulta siempre tu médico.

Cuando llegue el momento del parto, recuerda que: El calostro es la primera leche que la glándula mamaria produce durante los últimos meses de embarazo y primeros días tras el parto y proporciona a tu hijo todo el alimento que necesita esos primeros días. Es muy denso y de color amarillo y la madre no nota los pechos llenos. Poco a poco la leche se irá haciendo más blanca y ligera y aumentará la cantidad (leche madura) de acuerdo a las necesidades del bebé. Es muy importante iniciar la lactancia tras el nacimiento tan pronto como sea posible. Se recomienda, siempre que el estado del niño y de la madre lo permitan, que la madre y el recién nacido permanezca en contacto piel con piel tras el parto, al menos las dos primeras horas, o hasta que el bebé haga la primara toma al pecho. Para iniciar la lactancia materna, lo más importante es tener confianza en ti misma, en el instinto de tu hijo y en el apoyo de profesionales expertos.

¡El éxito de lactancia materna comienza sabiendo que todas las madres son capaces!

Leave a comment