VIH / SIDA

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) infecta a las células del sistema inmunitario, alterando o anulando su función. La infección produce un deterioro progresivo del sistema inmunitario, con la consiguiente “inmunodeficiencia”. Se considera que el sistema inmunitario es deficiente cuando deja de poder cumplir su función de lucha contra las infecciones y enfermedades. El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es un término que se aplica a los estadios más avanzados de la infección por VIH y se define por la presencia de alguna de las más de 20 infecciones oportunistas o de cánceres relacionados con el VIH.

En 2017 36.9 millones de personas vivían con el VIH, de los cuales 1.8 millones eran menores de 15 años.

El VIH puede transmitirse por las relaciones sexuales con una persona infectada, la transfusión de sangre contaminada o el uso compartido de agujas, jeringuillas u otros instrumentos punzantes. Asimismo, puede transmitirse de la madre al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia.
En los niños la principal forma de transmisión es durante el momento del embarazo, parto y lactancia en aquellas madres que viven con el VIH y no llevan un adecuado tratamiento.

Al ser el VIH una infección que debilita el sistema inmune, permite que las personas que padezcan de esta condición sean mas proclives a presentar enfermedades y, al no poder responder adecuadamente a estas enfermedades, cursen con cuadros mas graves de las mismas, siendo de vital importancia la protección de estos pacientes con las vacunas adecuadas según su edad y condición inmunológica, en general hasta cerca de los 2 años la respuesta inmune en los niños que viven con VIH es prácticamente normal, y por tanto su respuesta a las vacunas seria igual que la población general, por ello la vacunación debe llevarse a cabo lo más precozmente posible.

Las recomendaciones de vacunación para los niños que viven con el VIH son básicamente similares a las de la población general siempre y cuando el niño este recibiendo su tratamiento antirretroviral y su nivel de inmunidad se encuentre en niveles aceptables para dicho proceso.

Así mismo se realiza un llamado de alerta a las personas que conviven con personas con VIH, a mantener al día su calendario de vacunación a fin de disminuir la probabilidad de enfermarse y por tanto ser medio de contagio para los demás.

Leave a comment