Tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad provocada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Infecta principalmente los pulmones, aunque también puede afectar otros órganos, como el cerebro (Tuberculosis Meníngea) o diseminarse en la sangre (Tuberculosis Miliar).

Cuando una persona con TB, que no ha recibido tratamiento, tose o estornuda, el aire se llena de gotitas que contienen la bacteria. La inhalación de estas gotitas infectadas es el modo más usual en que una persona puede contraer TB.

La TB fue una de las enfermedades más temidas del siglo XIX y fue la octava principal causa de muerte en niños de 1 a 4 años durante la década de 1920. En la actualidad, la TB continúa siendo causa importante de enfermedad en nuestro país, en particular, en las personas sin hogar, los presos y aquellos susceptibles de contraerla por estar infectados con el virus del VIH.

Signos y síntomas

En los niños y lactantes mayores, la infección de tuberculosis latente, la primera infección con la bacteria de tuberculosis, por lo general, no produce signos ni síntomas. Además, las radiografías de tórax no muestran ningún signo de infección.

En la mayoría de los casos, solo una prueba cutánea de tuberculina (que se utiliza para determinar si una persona fue infectada por la bacteria de tuberculosis) dará un resultado positivo, lo que indica que el niño está infectado. Por lo general, los niños que tengan un resultado positivo en la prueba de tuberculina, incluso aunque no muestren signos de la enfermedad, necesitarán recibir medicamentos. Esta infección primaria generalmente se resuelve sola a medida que el niño desarrolla inmunidad durante un período de 6 a 10 semanas. Pero, en algunos casos, puede evolucionar y diseminarse por los pulmones (tuberculosis progresiva) o hacia otros órganos. Esto provocará signos y síntomas, como fiebre, pérdida de peso, fatiga, pérdida del apetito y tos.

Prevención

La prevención de la TB depende de lo siguiente:

  • Evitar el contacto con aquellas personas que tienen la enfermedad activa
  • Consumir medicamentos como medida de prevención en los casos de alto riesgo

La vacuna denominada BCG (Bacille Calmette-Guérin) previene las formas graves de Tuberculosis y es de suma importancia en nuestro país, donde hay una alta tasa de personas que padecen Tuberculosis.

Leave a comment